18 de julio de 2012

¿Qué hacer con el vestido de novia después de la boda?




Este es mi vestido de novia.
Ayer me dio por sacarlo del armario, por primera vez desde que lo guardé hace casi cuatro años.

Una seguidora en Twitter me había preguntado si de vez en cuando lo sacaba y miraba, quizás fuera ese el empujón para finalmente hacerlo ayer. Desde entonces he estado reflexionando sobre el valor y el significado del vestido de la novia y su uso después de la boda.

Dejad que explique mi historia (voy a ser breve, lo prometo): El vestido que veis arriba nunca fue mi vestido de ensueño. Me costó mucho decidirme, era muy inexperta pero a la vez muy exigente. Quería ser una novia diferente, quizá ni de blanco, quizá de corto, pero guapísima y radiante, claro…
En fin, no tenía las cosas claras y después de dejar paga y señal para 2 vestidos y cambiar de opinión, a casi 8 semanas de la boda, me decanté por éste. Es un modelo sencillo de San Patrick, y le quité toda la cola y el tul que llevaba debajo (la chica de la tienda me dijo que le había quitado el alma al vestido), porque no quería ir demasiado "princesa".

Me gustó en ese momento y me veo guapa en la fotos (podéis ver algunas aquí), pero hoy en día elegiría otro tipo de traje. Así que, aunque le tengo cariño al vestido, quizás no es tanto como otras novias.
También influye que me quedé embarazada sólo 4 meses después de casarnos, y mi enfoque cambió muy rápido de "vestido de novia" a "ropa premama".
Supongo que es por todo eso que no había vuelto a mirar EL VESTIDO….




Y ahora estoy pensando que hacer con él. Muchos me han hablado de teñirlo o adaptarlo de alguna manera para tener un traje de fiesta, pero no lo veo. Además, tengo unos kilos de más desde mi boda…creo que no me serviría.

Luego existe la opción de colgarlo a la vista para acordarse siempre del día. El otro día en Instagram vi que una wedding planner tenía el suyo colgado en su despacho. Pero me temo que esto no es viable en una casa con un niño de tres años, mi vestido acabaría pintado de colores (o peor).

O quizás un reportaje postboda o incluso "Trash the Dress" (como este)? Esta idea me hubiera gustado - pero ha pasado demasiado tiempo después de la boda. Ahora ya es demasiado "post", si me entendéis, además volvemos al problema de los kilos…

Pues parece que sólo queda la opción de volver a meterlo en la caja y guardarlo otros cuatro. O venderlo. Venderlo???
Sí. Me lo estoy planteando. En otros países es una práctica muy común, el famoso blog Once Wed por ejemplo empezó como plataforma de venta de vestidos de novia por segunda mano. Una amiga mía en Alemania hace poco adquirió su vestido de segunda mano, y por contra mi hermana vendió el suyo. No es sólo más económico, también es más ecológico. Mejor que alguien lo aproveche ahora que no esperar a que mi futura hija (que quizás nunca llegue) se lo pruebe de pequeña o incluso lo llevé el día de su boda (que quizás no quiera).
Me encanta ver novias que llevan los vestidos de sus madres (ver este post), pero no es algo que puedes planificar.

Entiendo que para muchas novias, vender su vestido es inpensable. El tema "Trash the dress" ya despierta muchas emociones, y vender el vestido…. aún más.
Quizás no sea una buena decisión para todas las chicas, pero para mí lo puede ser. He evolucionado, he cambiado, estoy en otra etapa de mi vida. Ha llegado el momento de pasar página.

Me gustaría mucho saber vuestra opinión sobre el tema. Las que ya están casadas, ¿qué habéis hecho con vuestro vestido? Y las novias que estáis planificando vuestra boda, os podéis imaginar comprar un traje de segunda mano?

Me parece un tema interesante en tiempos de crisis, espero vuestros comentarios, también en Twitter y Facebook!





Pin It!

21 comentarios:

Webboda dijo...

Hola, Yo también lo tengo guardadito .. y eso que yo acabo de hacer 9 añitos de casada .. Yo te confieso que durante un tiempo muy cercano a la boda, estuve poniéndomelo, necesitaba volver a vestirlo, aunque fuesen 5 minutos .. y sobre todo por saber si entraba de nuevo en él.
En mi caso, el vestido de novia para mi es un tesoro y de ahí que todavía lo mire con nostalgia.

Inma {Love, chocolate and weddings} dijo...

Hola ESther,

Yo todavía no me he casado pero puedo decirte que es lo que hizo mi madre con el suyo. Cuando yo tennía unos 8 años para una obra de la coral donde cantaba tenía que disfrazarme como si fuera una especia de diosa y ella pensó tengo el vestido de novia muerto de asco en el armario voy a sacarle partido. así que lo arregló y me lo puse para la obra. después de eso se convirtió en nuestro disfraz favorito tanto para mi hermana como para mi. creo que no hay vestido de novia que se haya amortizado mejor, jejejje Acabó estrozado el pobre pero y lo que lo disfrutamos ;)
Un beso
Inma

Anónimo dijo...

Yo me caso en septiembre y ya pienso en qué caja lo guardaré después! Yo lo quiero conservar para el futuro. Quien sabe... tal vez tenga una hija que quiera vestirlo el día de su boda :p Mi madre no lo conservó y me hubiese gustado probármelo... puede ser que por eso no quiera deshacerme de él :)

Esther dijo...

Webboda: Yo entiendo que para algunas novias su vestido es un autentico tesoro...lo fue para mis los primeros meses después de la boda, pero ahora ha cambiado...no sé.

Inma: Me encanta tu historia! Mi madre no guardaba su vestido y a mí de pequeña me hubiera gustado probarmelo :-). Ayayay, me hace dudar....

Almudhena Vb dijo...

Yo voy a contar una experiencia, que aunque no es con un vestido de boda (me caso el año que viene) fue con un vestido de madrina que llevé, que en esu momento me gustaba, pero que el día de la boda me sentí fatal con él porque me dejó de gustar y aunque también le hice retoques con una modista, sentia que ese no era el vestido que yo hubiera elegido si hubiera podido. Lo he guardado algunos años y el otro día me acorde de él, lo saqué del canapé y me lo probé. Que mania le tenía a ese vestido y no se me había pasado con los años, y sabeis lo que hice? lo metí en una bolsa y lo metí en uno de esos contenedores donde se deposita ropa para ONG. Que bien me sentí cuando lo hice, no tener que volver a verle más!!

Studio Cuatro dijo...

Mi madre también guardo el suyo, pero con el paso del tiempo se ha deteriorado mucho el tejido (lleva más de 25 años casada) y al final ha quedado para que se disfracen mis sobrinitas y poco más. Es cierto que hace ilusión verlo, pero en las fotos lucen preciosos y si no vas a usarlo nunca más....una opción que se me ocurre es que alguna amiga especial lo utilice y así te da tiempo a pensar que hacer con el. Yo no me he casado, pero ya voy pensando en hacerlo, así que igual hablo desde la inexperiencia y el día que tenga el mio (que igual reutilizo uno de alguien que me volvió loca) os lo podré contar mejor!!

Esther dijo...

Almudhena, vaya historia, es que a veces pasan estas cosas y si una no se siente bien...

Studio Cuarto, lo de los tejidos también me hace pensar...porque no sabemos cómo va a acabar el vestido dentro de 20-30 años...Aunque como disfraz todavía le das buen uso ;-).

Olatz dijo...

¡Ay Esther cómo te entiendo! En mi caso, yo nunca pensé en casarme ni me imaginé con un vestido blanco ni nada. Yo quería un vestido corto y acabé con un vestido largo (precioso), pero no era mi vestido. El momento le quitas el alma al vestido también lo viví y al final ganó la de la tienda :). En fin, que me lo pasé muuuy bien con él puesto y le tengo cariño.
Desde entonces mi manera de ver los vestidos ha cambiado mucho, suelo ver a la mayoría de las novias preciosas. He pensado varias veces en probármelo y hacerme unas fotos con él. Creo que ha llegado el momento. En cualquier caso, lo mismo que tú, creo que tengo que hacer algo con él y cerrar ese capítulo, Es un desperdicio tenerlo en el armario. Total desde el día siguiente a la boda, solo pienso en renovar los votos para por fin llevar un vestido corto (Y organizar otro fiestón, por supuesto) :-D.

Almudhena Vb dijo...

Mira no iba a contarlo pero lo voy a hacer, seguramente hay pocas novias (o no) que lo han hecho. He contado lo de mi traje de madrina antes, y os voy a contar lo que hice con mi vestido de novia. Me casé por primera vez hace seis años, el matrimonio fue un super fracaso, y me divorcié. Tiré todo lo que tenía que ver con esa relación y ese matrimonio menos mi vestido de novia. Un día de mudanza mi chico (con el que me caso en julio del año que viene enamoradísima y feliz) me dijo que pensaba hacer con el vestido ya que o lo empaquetábamos y nos lo llevabamos con la mudanza o tenía que tomar una decisión. Ese vestido la verdad que cuando lo veía me daban los siete males pero algo no me dejaba deshacerme de él, me daba "yuyu". Total que tomé una desición tal vez un poco radical y me fui a un sitio donde se podía hacer y lo quemé. Me quedé sentada al lado del vestido viendo como se consumía y cuando terminó os juro que me entró una PAZ y un BUEN ROYO que fue increible. No me arrepiento nada, creo que fue el momento y la mejor forma de hacerlo y lo volvería a hacer.
Seguramente mi vestido de ahora será para toda la vida y lo guardare como mi tesoro, que realmente era la pregunta ejejjejeje, pero vamos que me he atrevido a contarlo. Nunca se lo habia contado a nadie y la verdad que ahora lo he hecho por todo lo alto, publicándolo en internet!! que cosas... jejejej

SweetCotton dijo...

Toma ya Almudena, yo también lo hubiera hecho, la paz que se te tiene que quedar en el cuerpo tiene que ser enorme.
Por mi parte, yo aún no me caso pero algún día lo haré y me gustaría que mi madre hubiera guardado su vestido de novia aun que fuera sólo para probármelo. Ay con lo que se lleva lo Vintage y lo ideal que era ese vestido... Sirvió como disfraz para mis hermanos, primos etc... Como yo llegué la última, ya era demasiado tarde, y ni para disfraz. Una pena.

Delgraphica dijo...

Gracias por contar tu historia. Creo que haré algo similar. Sé que tengo que hacer algo con el, esta idea no se me havia ocurrido!! Dónde se puede llevar?

Esther dijo...

Olatz, jajaja, otra cosa que tenemos en común. Yo definitivamente iría de corto si pudiera repetir ;-). Es que por entonces no tenía claras las opciones "diferentes" que había...es que no había wedding blogs donde informarse.

Almudhena, muchas gracias por compartir esa historia!! Me encanta, hay que tener valor y a veces la medidas radicales son las mejores. De verdad, felicidades por haberlo hecho ;-).

SweetCotton, ayaya, me entra cada vez más duda, por si mi hija (si un día llega!!!) quiere probarse el vestido....

Delgraphica, Marina, ya nos contarás si lo haces finalmente. Puede ser muy buena terapia, lo creo.

My cute bride dijo...

Mi abuela utilizó su vestido para hacerle el de comunión a mi madre, y he oído también de mujeres que usaban la tela para hacerle vestidos a sus niños, el faldón de bautizo... me parece una gran forma de reciclarlo, porque pasa a formar parte de otra vida.

SaretaBe dijo...

Esther, mi hermana y mi amiga Carol tienen los suyos puestos a la venta por si acaso. Para mí ahora mismo es impensable deshacerme de mi vestido, pero también es verdad que yo acabo de casarme, que quizás no piense igual dentro de unos años y en mi caso, aunque finalmente compré el mío de primera mano, una de las opciones que baraje fue alquilarlo, pensé, más barato y menos trastos en casa, así que a mi lo de venderlo me parece una opción práctica cuando todavía es un vestido ponible (me refiero a que no lo venderás dentro de 40 años cuando los vestidos de hoy día ya no se llevan...)

Ya nos contarás qué decides al final...

Atipica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Atipica dijo...

hola, pues yo me caso el año que viene, y he decidido ponerme un vestido que luego...haciéndole alguna modificación, pueda volver a ponerme para alguna ocasión. Me niego como muchas novias a tenerlo en un armario años (como amistades), prefiero venderlo o hacerle un cambio y usarlo. Lo del trash the dress lo haremos semanas después de la boda.. así que, si se destroza.. a lo hecho pecho!!! Si estás en otra etapa de tu vida y MEJOR!! y haz lo que mejor te convenga con él.

Rakel dijo...

Yo me casé hace y medio y, sinceramente, no me planteo para nada venderlo ni deshacerme de él. Ahora mismo está guardado en una caja y no sé qué pasará con él en el futuro, pero fui tan feliz aquél día que no quiero desprenderme de nada de ese momento. Como llevaba algo de color sí me hice los zapatos de esa tela para poder ponérmelos más veces (aunque me da pena y no lo he hecho aún), pero el vestido ¿quién sabe si lo usaré algún día?
Como ejemplo os pondré el vestido de mi madre. Se casó hace 40 años y ni sabía dónde lo tenía. Soy la pequeña de tres hermanas y nadie preguntó por él. A mí me hacía mucha ilusión llevarlo en mi boda, pero ése no era "mi" vestido. Así que le pedí a mi madre que lo buscara, lo llevamos al tinte y me lo puse ese día. Me hice unas fotos preciosas con él y luego ya, me puse el mío.
A mí madre le hizo una gran ilusión, y a mí también. Así que... ¿quién sabe qué pasará con el mío? Por si acaso, lo guardo porque ME ENCANTA.
(Perdón por haberme extendido tanto, pero es que recuerdo ese día con gran felicidad y emoción)

Esther dijo...

Rakel, me ha encantado leer tu historia...Qué buena idea ponerte el vestido de tu madre para algunas fotos!!
Yo entiendo que deshacerse del vestido no es para todas la novias, y te comprendo perfectamente.

Unknown dijo...

Mi vestido lo adaptaré para el bautizo de mi bebé que aún no tengo. Es de encaje y es bellísimo.

Anónimo dijo...

hola,
me huviera gustado ponerme el vestido d boda d mi madre pero era un traje negro y n me parecio adecuado para la boda. parecia el vestido d un funeral. el mio tengo claro q n me desare d el nunca. y si algun dia tengo una hija y ella lo quiere usar pues adelante me ara mucha ilusion. espero q lo tengas claro antes d desacerte d el n vayas a arrepentirte.
saludos, y q os vaya bien a todas

Anónimo dijo...

Mi bestido fue lo que soñé. Es hermoso pienso que mi hija lo use algún díaya que es un vestido qué no tan fácil pasa de moday si pasa de moda lo usaré cada 10 años cuando renueve votos matrimoniales ya que dicen que es de buena suerte guárdalo por 10 años después tú lo puede regalar botar es tu decisión la mía es conservarlo siempre

Publicar un comentario en la entrada

¿Qué piensas, te ha gustado el post? Deja tu comentario aquí: