14 de diciembre de 2011

¿Y cómo me organizo? Unas reflexiones


Imagen via Simply Prudent


Estaba dudando si escribir este post o no, pues no soy wedding planner y hasta ahora sólo he organizado una boda - la mía. Pero sí que tengo algunos pensamientos al respecto que igual os puedan ayudar a la hora de organizar vuestra boda. Así que aquí van:


¿Por dónde empezar?

Sin duda con el lugar de la celebración.
Hay muchos factores por tener en cuenta a la hora de buscar el sitio. Lo que yo os quiero recomendar desde aquí es sobre todo aseguraros del buen trato y la flexibilidad del restaurante/catering/hotel. Todos queremos una boda única que refleje nuestra personalidad, así que no dejéis que os impongan elecciones que no serían las vuestras. Tenemos que ser libres de elegir el fotógrafo que nos guste, de encargar la tarta nupcial en otro sitio si nos apetece, o de alejarnos de la decoración estándar y aportar nuestras propias ideas.

Una vez elegido el lugar, es más fácil construir el resto de la boda alrededor de él. Para mí, la mejor manera de hacer esto es a través de un inspiration board, os explico cómo aquí.



Presupuesto y ahorros

Antes de cerrar el primer contrato con cualquier proveedor es importante tener un presupuesto. Ojeando catálogos y mirando páginas web seguro que ya tenéis una idea de los costes que puedan tener los diferentes servicios. Haced una lista de los precios aproximados de todo, permitiendo un cierto margen para gastos imprevistos. Y durante todo el proceso de organización, no perdéis de vista la suma total de este cálculo.

Una boda bella no tiene que ser cara. Con un poco de creatividad y planificación se pueden conseguir grandes ahorros. En Just Married BCN hay un post muy útil sobre cómo organizar una boda económica, recomiendo leerlo aquí.

Eso sí, para mí hay un elemento donde no se debe ahorrar: El fotógrafo. Igual no os parece tan importante ahora, pero el día pasa muy rápido y lo que queda son los recuerdos, sobre todo en forma de fotografías. Así que más vale que sean de calidad, ¿no?



Wedding planner: ¿Sí o no?

Muchas veces me han preguntado que es lo que cambiaría si pudiera casarme otra vez. Y tengo que decir que sería la contratación de un wedding planner. Por entonces no sabía mucho de esta profesión y me pareció un gasto no necesario. Pero es al revés, los wedding planners, por su experiencia y sus recursos, nos pueden ayudar a optimizar costes.

Además, creo que un profesional hubiera contribuido mucho en afinar mi visión del día y conseguir exactamente lo que quería. Si nunca has organizado una boda, simplemente hay demasiadas incógnitas.
Sabiendo lo que sé ahora, considero el wedding planner una inversión que vale la pena.




Bueno, novias y novios, por hoy os dejo con estos pensamientos. Tengo más en mi cabecita, pero me los guardo para otro post.
Os invito a hacer preguntas, comentarios o, si ya estáis casados, a compartir vuestra experiencia.

¡Nos leemos el viernes!




Pin It!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas, te ha gustado el post? Deja tu comentario aquí: